El trabajo que no quieres hacer

Ojalá existiera el momento perfecto para revaluar nuestras motivaciones laborales. La rutina diaria nos obliga a enfrascarnos en situaciones incomodas que nos llevan al límite del estrés. Para encontrar un empleo que motive nuestra vida, hace falta responder una pregunta ¿cuál es mi mayor fortaleza?

Por diferentes razones, todas válidas, existen hombres que se encuentran atrapados en empleos que odian realizar, en su mayoría esto se debe a que no han encontrado lo que verdaderamente les apasiona. He leído un buen número de artículos que comparten puntos claves para descubrir esa pasión que te gustaría desarrollar por el resto de tu vida. Así que reuní tres consejos concretos.

  • ¿Cuáles son mis habilidades?

    Al estilo de un estudio de mercado elige a diez personas que te conozcan perfectamente. Parte el grupo en dos categorías; un grupo los que se conectan a un nivel profundo contigo o sea familiares, novia, esposa y otro grupo la gente que es cercana, pero que casi no ves o están distanciados. Pregúntales acerca de tus fortalezas y debilidades, puede que no respondan de la forma más honesta porque no quieren hacerte daño, pero sin duda tendrás un panorama de la percepción de tus habilidades.  

 

  • Talento

    Olvídate de la visión romántica de talento, también olvida que es necesario ir a la escuela para lograr algo, no a todos nos funciona así. En cambio piensa en aquellas fortalezas que no has desarrollado. No existe un plan universal para descubrir tus talentos ocultos es una cuestión personal que deberás de responder tu mismo.   

 

  • Abandona el trabajo que no te gusta realizar

    Es una decisión arriesgada que puede mejorar el panorama notablemente ¿es difícil? sí, mucho. Pero piensa que al final, sólo se trata de sacrificar un poco en comparación con la felicidad que sentirás al dejar un empleo que no te llena para nada.

Es claro que tres simples consejos no pueden resolver tu vida, pero son el comienzo para plantearse ¿estudiar una nueva carrera? ¿buscar un socio? ¿iniciar una empresa propia? las opciones son infinitas.  

 

 

Fuente garyvaynerchuk.com.