Rinde más

El trabajo, los compromisos familiares, el tráfico y la vida en general aumenta los niveles de estrés de cualquiera. Afortunadamente basta con un par de cambios en la rutina diaria para recuperar la energía.

Ejercicio: Realizar ejercicio de manera regular ejercicio aumenta los niveles de  testosterona. Además estar en forma aumenta la confianza y te hace sentir más atractivo.

Vitaminas: Es cierto resulta muy difícil prestar completa atención a cada una de nuestras actividades. Así que consulta a tu médico y pídele un tratamiento de vitaminas que te permita mantenerte enfocado sin perder la energía.


Duerme: Dormir es reparador y se asocia bienestar general del cuerpo. Mis consejos para dormir mejor aquí.  

Cuida lo que comes: Una dieta saludable es la mejor opción para recuperar la energía perdida presta atención a las comidas abundantes en frutas, verduras, granos enteros, nueces y aceite de oliva.