Un camino inesperado

Imagina que te invitan a la prueba de manejo de una nueva camioneta, todo funciona perfectamente, luce impecable y tiene un sistema de geolocalización inmejorable, cuando de forma inesperada el camino te obliga a cambiar de dirección sólo para descubrir que la calle se ha convertido en un río, además esta nevando y puedes observar algunos lobos, todo en medio de la ciudad. Parece un sueño, sin embargo eso le sucedió a varios afortunados en Toronto, Canadá.