Es hora de afeitarse

A pesar de lo mucho que nos pueda gustar lucir una barba abundante lo cierto es que el vello facial dejó de ser tendencia desde hace más de un año. Así que es momento de olvidarse de la barba para darle la bienvenida a un rostro afeitado.

  • Prepara la piel: Lo más importante es hacer una limpieza profunda, activa los poros con agua fría, a pesar de lo que se cree el agua caliente provoca resequedad e incluso irritación tras el afeitado.
     
  • Siempre clásico: Invierte en la tradicional brocha de afeitar, perfecta para humectar y además de servir como un exfoliante que libera la piel de células muertas.
  • Date un respiro: Descansa del afeitado por lo menos una vez a la semana.
     
  • Invierte en buenos productos: Selecciona productos de calidad; un buen rastrillo, navaja y crema de afeitar. Básicos para obtener buenos resultados. 
     
  • Nunca con prisa: Los hombres que no se toman el tiempo necesario para rasurarte suelen sufrir cortes y quemaduras ya que realizan movimientos torpes. Lo mejor es tomarse un buen tiempo para lucir un rostro impecable.